Nada especial aquí. Hay una razón por la que este es el tubo más popular de CST: su diseño probado hace el trabajo sin romper el banco.